Domingo, 20 de Agosto de 2017

elperiodicodeyecla

El yeclano Pedro Rubio redescubre la figura del olvidado clarinetista Manuel Gómez

El yeclano Pedro Rubio redescubre la figura del olvidado clarinetista Manuel Gómez
Abril 18
10:19 2017

“¡Gómez, sevillano y clarinete! Casi es cosa de risa, pero si tenéis en cuenta –músicos hay en España que lo saben- el hecho de que Manuel Gómez es el mejor clarinetista del mundo, ya la risa cesa en los labios para dar paso a las expresiones del respeto y de la admiración. (…) Gómez es una institución en Inglaterra”. El diario La Correspondencia de España recogía en marzo de 1905 estas líneas, firmadas por el escritor Ramiro de Maeztu, en referencia a un clarinetista español que, afincado desde hacía años en Inglaterra, se había convertido en todo un referente en el país anglosajón.

Pero, ¿quién fue el tal Manuel Gómez? El 6 de junio de 1859 nacía en Sevilla en una familia muy humilde. Al poco de nacer, su padre Manuel que se ganaba la vida en la fabricación de arneses, muere dejando a sus tres hijos: Trinidad, Manuel y Francisco. Su madre pierde la vista, Trinidad se queda a su cuidado, Francisco va a vivir con su abuela y Manuel es enviado al Asilo de Mendicidad de San Fernando. Creado en 1846, su función era la de albergar a los pobres de solemnidad y a huérfanos desamparados. Allí es donde empieza a estudiar música y clarinete.

A los 18 años, abandona el hospicio y viaja a Madrid para estudiar en el Conservatorio, donde estará de 1879 a 1881. Su hermano Francisco sigue el ejemplo de Manuel y comienza también a estudiar clarinete. Durante su estancia en Madrid, Manuel Gómez completa todos los cursos que le restan de la carrera en un solo año con la calificación de sobresaliente. Además, consigue el Primer Premio del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid en la especialidad de clarinete.

Mientras tanto, Francisco ya hacía sus pinitos en Sevilla y destacaba también con el instrumento. Tanto que ambos hermanos son becados por la Diputación Provincial de Sevilla y para enviarles a estudiar al Conservatorio de París. Llegan a la capital francesa en septiembre de 1882 y es allí donde conocen el clarinete Sistema Boehm con el que ambos perfeccionan su técnica y terminan sus estudios. En 1886, Manuel viaja a Londres con una compañía de ópera. Por aquellos años ya era primer clarinete de la Ópera de París y decide fijar en la capital inglesa su residencia. Francisco le acompaña pocos meses después.

Apenas un año después de su llegada, Manuel ya aparece como solista en un concierto extraordinario celebrado en el Convent Garden ante la reina Victoria para celebrar el 50 aniversario de su subida al trono. Poco después, en 1892, los dos hermanos entran en la Orquesta de Ópera del Covent Garden y forman parte de la Orquesta del Queen’s Hall desde su fundación en 1894. Manuel fue primer clarinete y Francisco, segundo. Pamela Weston, en su libro Clarinet Virtuosi of the past comenta que Manuel tiene un sonido “verdaderamente excepcional, con una combinación de brillantez en el primer y segundo registro, junto con una gran dulzura y suavidad en el registro agudo”.


La primera vez que Manuel Gómez apareció en prensa fue con una magnífica crítica de su interpretación de “El molinero de Subiza”. Esta versión, de Pedro Rubio.



Los Proms y la Sinfónica de Londres

Los Proms, normalmente conocidos como los Proms de la BBC, son un ciclo de conciertos diarios de música clásica orquestal que tienen lugar anualmente desde mediados de julio hasta mediados de septiembre. Estos conciertos fueron fundados por el empresario Robert Newman y el director de orquesta Henry J. Wood, quien dirigió el primer concierto el 10 de agosto de 1895 en el Queen’s Hall. Y en aquel memorable concierto actuaron ambos hermanos, Manuel como clarinete primero y Francisco, como segundo.

En 1903, varios componentes de la Orquesta del Queen’s Hall, entre los que se encontraba Manuel, deciden impulsar una nueva orquesta londinense autogestionada, al margen de las estrictas normas de una gerencia. Nace así la Orquesta Sinfónica de Londres, que cuenta con Manuel Gómez como primer clarinete solista. Su primer concierto sería el 9 de junio de 1904 con Hans Richter como director. Hoy en día, más de 100 años después, esta orquesta, considerada como una de las mejores del mundo, sigue apostando por la autogestión en su organización.

Su encuentro con el rey y con el Titanic

En 1911, Manuel Gómez fue invitado por la King’s Private Band para tocar en el Palacio de Buckingham ante el rey Jorge V. Manuel llevaba ya cerca de 25 años en Inglaterra y se le propuso cambiar su nacionalidad, pues ningún músico extranjero podía tocar con esa formación para la Casa Real Británica. Sin embargo, el clarinetista sevillano no accedió. Así que ante el prestigio del instrumentista, la King’s Private Band tocó acompañando a Manuel Gómez, que fue presentado ante el rey como “The famous Spanish clarinettist”.

Un año más tarde, Manuel viajó con la Orquesta Sinfónica de Londres por Estados Unidos y Canadá, ofreciendo 28 conciertos en 21 días y en 23 ciudades distintas. Intentaron convencerle para que se quedara en la Sinfónica de Boston, pero no lo consiguieron. Así que a mediados de abril de 1912 se subió al buque de pasajeros Baltic para volver a Inglaterra. En la madrugada del 15 de abril llegó el SOS: El Titanic ha golpeado con un iceberg y se hunde. Al instante, el Baltic acude a toda máquina en socorro del famoso transatlántico. La tragedia impresionó mucho a todos los músicos de la orquesta londinense, especialmente porque habían planeado su viaje de ida a Estados Unidos en el Titanic. Pero la naviera White Star Line tuvo que retrasar tres semanas el viaje inaugural de su barco estrella, lo que obligó a la orquesta inglesa a navegar en un barco menos glamuroso. Durante las jornadas posteriores al dramático accidente, los músicos de la sinfónica organizaron conciertos benéficos en Londres para ayudar a los huérfanos del Titanic.

titanic manuel gomez pedro rubio



Sus últimos años

Manuel Gómez se retiró en 1915, aunque siguió en activo y participando en conciertos hasta 1921. Un cáncer lo deterioró rápidamente y murió en Londres el 8 de enero de 1922. Francisco abandonó Londres y se mudó al norte de Gales. Murió el 5 de enero de 1938. De los dos hermanos, Manuel fue el que más vínculos conservó con España. Se casó en Manchester en 1890 con la española Adela Yglesias, bailarina de la Ópera de París.

Inglaterra, con su intensa actividad orquestal, dio a los hermanos Gómez la oportunidad de desarrollar su talento y ser protagonistas de un periodo en el que las orquestas del siglo XIX se trasformaron en lo que hoy conocemos. Pero también compartieron su destino en los momentos más difíciles y, como tantos otros, pagaron un alto precio.

Durante la Primera Guerra Mundial, los hijos varones de Manuel y Francisco participaron en la contienda luchando por Inglaterra. En los primeros días de combate los dos hijos de Francisco murieron en las trincheras de frente francés. Harry, hijo de Manuel y el padre de Harold Gómez, nieto del clarinetista que mañana miércoles estará en Madrid, tuvo más suerte. Participó en la batalla de Gallipoli, una de las más duras y sangrientas de toda la guerra, fue herido en una pierna, pero por fortuna sobrevivió. Años más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, una bomba volante V-1 cayó sobre la casa de los Gómez en Londres matando en el acto a Adela, la mujer de Manuel, y a dos de sus hijas. A su tercera hija la encontraron malherida, su madre la había protegido con su cuerpo al oír la llegada de la bomba, y aunque sobrevivió, nunca se recuperó del todo.

Manuel Gómez y su mujer Adela Yglesias Pedro Rubio baja

El papel de Pedro Rubio y la exposición

Pero, ¿cómo hemos conocido la fascinante historia de Manuel Gómez que entre ayer y hoy se ha escuchado y leído en medios como ABC, Onda Cero, COPE, RNE, Radio 5, El Periódico de Cataluña, La Vanguardia o la agencia EFE? Pues gracias al grandísimo trabajo del yeclano Pedro Rubio. Clarinetista y profesor en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, Pedro es además un apasionado de la investigación. Especialmente, en recuperar música del siglo XIX, ardua labor que realiza junto a su mujer, la pianista Ana Benavides, y que plasman en su editorial Bassus Ediciones. A través de varias obras y apuntes, Pedro dio con Manuel Gómez e investigando, consiguió reconstruir su vida y obra, así como contactar con su nieto, Harold Gómez, que actualmente vive en Canadá. 

Para celebrar tal descubrimiento y honrar la figura del olvidado Manuel Gómez, mañana miércoles, 19 de abril, el Ensemble de Clarinetes del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, dirigido por Pedro Rubio, actúa a las 18:00 horas en la Sala Manuel de Falla de este conservatorio. Además, se presentará la figura de Manuel y se inaugurará la exposición “Manuel Gómez (1859-1922). Del Conservatorio de Madrid a la Orquesta Sinfónica de Londres”, que se podrá visitar en el Conservatorio Superior hasta diciembre de 2017.

Al acto de inauguración asistirá, entre otros, Harold Gómez, nieto del famoso clarinetista que, además, ha donado al Museo del Conservatorio el clarinete que en 1900 el fabricante inglés Boosey & Co. fabricó bajo las indicaciones del propio Manuel. A día de hoy, se sabe de la existencia de tres de estos clarinetes en todo el mundo. Uno está en el Museo Horniman de Londres, otro pertenece a una colección privada de Arizona y el tercero está en Toronto, Canadá. Este último se trata del clarinete que Boosey & Co. hizo especialmente para Manuel y que, desde su muerte, ha estado al cuidado de sus familiares. Hoy, en manos de su nieto Harold Gómez y desde mañana miércoles, en el Museo del Real Conservatorio Superior de Madrid.

pedro rubio banda manuel gomez

Tags
COMP.

Artículos relacionados

0 Comentarios

Todavía no hay Comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escriba un comentario:

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD

Listado de noticias

SERVICIOS

Farmacia Autobuses Teléfono interes
Venta Compra Canal inmobiliario
Demanda empleo Oferta empleo

Lectores de elperiodicodeyecla.com por el mundo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies