Sábado, 18 de Noviembre de 2017

elperiodicodeyecla

Cristina Song, una yeclana en la elite del rugby femenino

Cristina Song, una yeclana en la elite del rugby femenino
marzo 14
19:31 2017

No cabe duda de que las mejores oportunidades llegan cuando menos las esperas. Cristina Song se dedicó desde muy pequeña a la marcha atlética. Pertenecía a la Agrupación Deportiva Municipal Yeclana-Jomi Muebles y su entrenador era Miguel Puche Mora. Al cumplir los 18 años fue a estudiar a la Universidad de Alicante. “Allí entrenaba sola, Mora lo dejó y no había ningún entrenador que me viera”, explica Cristina. Pero tuvo suerte. Entrenaba alrededor del campo de rugby y fueron las chicas del equipo quienes insistieron en ficharla. “Era un deporte tan poco conocido que me mostraba reacia”, reconoce. Hasta que un día, Yessi Puche, su mejor amiga e hija de su ex entrenador, le comentó que quería probar. Y Cristina, por pasar más tiempo con ella, decidió acompañarla. “Esa fue, sin duda, una de las mejores decisiones de mi vida”, añade ahora, casi una década después.

Hoy en día, el rugby es la estrella que guía su camino. El flechazo fue instantáneo. “Al venir de un deporte tan individual como la marcha, sucumbí enseguida a los placeres del deporte colectivo, de compartir los placeres con chicas que hoy en día son como mi familia”, explica. Esto, sumado a que el rugby se le dio bien desde el principio, a que nunca tuvo miedo al contacto y logró siempre divertirse y disfrutar, fue lo que la convenció a federarse. “El rugby se convirtió en mi adicción y en mi forma de vida”. Tras dos años jugando en el equipo de la Universidad de Alicante y motivada por su entrenador y su capitana, decidió aprender al más alto nivel en Francia. Fue hasta Montpellier y se matriculó en un máster para ser profesora de secundaria. “Allí debuté en el puesto de flanker en el equipo que entonces era top 10 de la primera división francesa”.

cristina song

Su vida en Perpiñán

Tras ese año de aprendizaje a Rugby XV decidió dar el salto a la división de honor española. Lo hizo en el GEIEG de Girona, y se mudó a Perpiñán, donde cursó el segundo curso de su máster. “Mi objetivo era que me vieran para intentar dar el salto a la selección española”. Por aquel entonces entrenaba dos o tres veces a la semana en la capital catalana. “Todo salió a pedir de boca, pues me convocaron con la selección catalana y fui campeona de España a VII y a XV. Al mismo tiempo empezaron a llamarme con la selección española de ambas modalidades y en noviembre de 2013 me convocaron por primera vez con la selección española a VII”, rememora Cristina. Fue a jugar la Serie Mundial a Dubay, donde debutó frente a Inglaterra.  

Al año siguiente, en la temporada 2014/2015 firmó con el USA de Perpiñán, su actual club, para evitar así los desplazamientos semanales a Girona. Desgraciadamente, ese año cambiaron todo el staff de la selección española, hubo “una especie de crisis interna” y ya no la volvieron a convocar. “Al no jugar ya en España supongo que para el nuevo staff no fue fácil seguirme la pista y observar mi rendimiento. Yo esperaba que me llamasen al menos una vez para comprobar si podía encajar en el nuevo sistema de juego, pero no tuve esa oportunidad”, concluye.

Fue entonces, en Perpiñán, cuando descubrió el rugby league o rugby a 13 en el equipo femenino de los Dragones Catalanes. Y en esta nueva modalidad le fue tan bien como en las otras, pues quedó campeona con su club en la categoría Elite 2 francesa. Es más, fue elegida mejor jugadora de la liga en la temporada 2015/2016, año en que Cristina Song vivió la llamada de la selección francesa de rugby. Estaba jugando al máximo nivel tanto a XIII como a XV en Perpiñán y quería jugar la Copa del Mundo de 2017 con el combinado francés. “Fui a todas las concentraciones y debuté contra Inglaterra en septiembre del año pasado. Desgraciadamente, después de haberlo dado todo, la federación francesa nos comunicó que no había fondos para financiar la participación del equipo femenino en el Mundial”, añade Song.

cristina song

Vuelve a la selección española

Pero la vida siguió. Y tras esa frustración llegaron nuevas alegrías. Cristina Song ha sido convocada este año con la selección española para jugar en el equipo a VII desarrollo, que es algo así como el equipo reserva. “Me llevé una muy grata sorpresa al recibir la llamada tras dos años sin ser convocada”.  Reunieron a un grupo de 14 chicas de las que solo cuatro completarían la concentración del primer equipo y, afortunadamente, ahí estuvo Cristina. Preparó con la selección la Serie Mundial de Sydney. Pero la gran sorpresa llegó cuando al final de esa semana de preparación anunciaron la lista definitiva de doce chicas que iban a jugar a la ciudad australiana. “Para mi sorpresa, dijeron mi nombre”, sonríe Cristina.

cristina song

No se puede vivir del rugby

Aun así, el gran problema que tiene esta joven yeclana y su deporte es la falta de financiación. “No me puedo considerar profesional del rugby porque a pesar de tener ciertos ingresos con la selección a VII, no se cotiza. Actualmente, con lo que gano no podría vivir, por eso siempre necesito compaginarlo con un trabajo aparte”. De hecho, en Perpiñán trabajaba en un instituto, pero antes de la última concentración –actualmente Cristina está en Las Vegas disputado la Serie Mundial- le anunciaron que tenía que elegir entre su carrera deportiva o su trabajo. “Es algo comprensible, pero mi elección es obvia, puesto que estoy contestando esta entrevista en un avión que va dirección a Las Vegas y no en el instituto”, bromea. Aun así, sabe que es un riesgo que merece la pena, puesto que no quiere dejar escapar esta segunda oportunidad que le ha brindado la selección.

“Ahora mismo estoy en una muy buena racha, pero debo seguir trabajando duro día a día para permanecer aquí. Estoy bastante en forma, pero creo que tengo un gran margen de progreso, sobre todo a nivel táctico, pues me había desacostumbrado a jugar a VII (mucho más duro que a XV) y  a tan alto nivel”, añade. Además, la selección española está en un momento de renovación generacional, “y no lo digo por mí”, bromea, “pues ya tengo 27 años, sino por chicas de entre 19 y 21 que han llegado con mucho talento y que serán los pilares del futuro”.

Por eso, Cristina Song no piensa dejar de disfrutar de este deporte mientras pueda. “Mi prioridad es el rugby y lo seguirá siendo mientras pueda permitírmelo”, concluye. Además, el rugby a VII ya es olímpico, ¿por qué no soñar con una nueva yeclana en Tokio 2020?

cristina song

Tags
COMP.

Artículos relacionados

0 Comentarios

Todavía no hay Comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escriba un comentario:

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD

Listado de noticias

SERVICIOS

Farmacia Autobuses Teléfono interes
Venta Compra Canal inmobiliario
Demanda empleo Oferta empleo

Lectores de elperiodicodeyecla.com por el mundo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies